Ideas

EL HOMBRE

El eje sobre el que tiene que girar todo el sistema, tanto en lo político como en lo económico, debe ser el Hombre, pero no el Hombre en cuanto individuo, sino en cuanto persona, es decir el Hombre como ser social según nuestra filosofía personalista. Tanto el sistema económico capitalista, como el político de “pseudodemocracia” liberal se basan en el papel central del dinero, lo que genera situaciones indeseables.

Familia

El respeto a la persona no puede limitarse, como sucede hoy, a una mera enumeración de derechos (que se incumplen todos los días) en la constitución, sino en el respeto a su Libertad (a la verdadera, no a la falsa actual que se basa en la manipulación mediática de las conciencias), a su Integridad (no sólo la física, hoy violada con ese crimen legal del aborto, sino también la moral y la intelectual) y a su Dignidad (que no puede respetarse si no se comprende la profundidad de su significado).

Entendemos que los derechos de la persona, dada su dimensión social, tienen su fundamento siempre en el cumplimiento de las correspondientes obligaciones (ello sin olvidar la obligación de respeto al ser humano en cuanto tal).

Protegeremos a la familia como lo que es: la base de la sociedad, donde el hombre se forma como tal y donde se educan fundamentalmente los españoles del mañana. Por eso no aceptamos como válida la equiparación que se ha hecho con la familia de determinadas uniones no matrimoniales como las de los homosexuales.

ESPAÑA

Entendemos que la Patria es la única unidad orgánica de convivencia y de destino común de todos los españoles; es la proyección espiritual colectiva, la misión, la empresa diferenciada cuyo sentido histórico se fundamenta en la fidelidad, generación tras generación, a la idea fundacional de España y a nuestra tradición española católica frente al pensamiento liberal de la modernidad.

Unidad de España

Rechazamos el actual “Estado de las Autonomías” que, bajo el amparo de la actual constitución, sólo ha servido para crear 17 “miniestados” y con ello multiplicar el gasto burocrático y fomentar los sentimientos separatistas.

Nos oponemos a la idea constitucional de que en España hay “nacionalidades” históricas. La única nacionalidad es la española. Mucho menos aún puede hablarse de España como “nación de naciones” ni de desvaríos seudo intelectuales similares.

Reconocemos la existencia de las regiones que conforman España y somos partidarios de proteger y fomentar sus culturas y tradiciones, pero sin permitir que eso sirva de excusa separatista.

Consideramos que es necesaria una descentralización administrativa hacia las regiones, las provincias y, especialmente, los municipios, pero eso no tiene nada que ver con crear una multitud de poderes legislativos, que, como sucede hoy, creen un caos legal.

Entendemos que es necesario deslegalizar a todos los partidos separatistas, sean o no violentos. El separatismo es en sí mismo un crimen contra España y su unidad.

Defendemos la necesidad de defender la cultura española a todos los niveles, especialmente frente a la uniformación cultural mundializadora.

JUSTICIA SOCIAL

Entendemos que las injusticias sociales, que hoy lo son sobre todo a nivel internacional por culpa del mundialismo, no tienen solución posible dentro del mismo sistema capitalista que las genera.

Afirmamos que gran parte de los problemas actuales de España, como es el caso de la inmigración, no son sino el fruto de esta injusticia social. Por ello rechazamos las falsas soluciones que se centran en atacar a las víctimas de esa injusticia, en lugar de ofrecer soluciones a las verdaderas causas (como es típico en todas las organizaciones de derecha y extrema derecha, cayendo en posiciones racistas y xenófobas incompatibles con las ideas que defendemos).

Trabajadores

Creemos que es necesario sindicalizar la economía nacional, pero no sobre la base del actual sindicalismo de clase, sino a través de un sindicalismo unitario y vertical.

Los trabajadores, a través de los Sindicatos unitarios y verticales deben ser los propietarios de los bienes de producción.

La propiedad debe fundamentarse en la propia naturaleza de los bienes (los de uso y consumo, privados; las viviendas, pequeños negocios, etc., familiares; los de producción, sindicales o comunales y los de interés social o nacional, estatales).

El motor de la economía, el valor del dinero, el derecho al beneficio y la dignidad laboral del trabajador no pueden tener otro fundamento que el del trabajo. La especulación y la usura estarán prohibidas.

DERECHO A LA VIDA

Rechazamos la hipocresía de una sociedad capaz de bombardear países en nombre de los “derechos humanos”, pero que permite legalmente el genocidio terrible del aborto, que en España alcanza la cifra próxima a los 100.000 al año (muchos abortos no se contabilizan oficialmente).

El Feto es vida

Frente a la política de “manos blancas” con los asesinos terroristas, defendemos la mano dura: persecución implacable, reforma de las leyes y cadena perpetua. Con los asesinos no hay nada que negociar, y un Estado que se rebaja hasta ese punto pierde toda su legitimidad como Estado de Derecho.

De la misma manera exigimos firmeza policial y legal para acabar con la inseguridad ciudadana que hay en muchas zonas de España, especialmente en las grandes ciudades donde las mafias campan a sus anchas. En este tema seremos siempre especialmente exigentes.

POLÍTICA EXTERIOR DIGNA

Renegamos del modelo capitalista de U.E., por lo que queremos renegociar nuestro papel en la misma.

Hispanidad

No aceptamos la indignidad del comportamiento de nuestro gobierno en los conflictos con Marruecos y Gran Bretaña. España es la legítima soberana de Ceuta, Melilla, las islas y peñones que mantiene en África y de Gibraltar.

Rechazamos seguir formando parte del brazo armado del mundialismo, la OTAN, y exigimos la salida inmediata de las tropas extranjeras que aún permanecen en España.

Defendemos la necesidad de estrechar los lazos políticos, económicos, etc., con los países hermanos de Hispanoamérica. Junto a ellos España está llamada a formar en el mundo un gran bloque hispánico alternativo en todos los órdenes (político, económico, social, etc.) al anglosajón, que actualmente es el que ejerce la supremacía. La Hispanidad es el proyecto histórico de España, y aún ha de serlo mucho más en el futuro.

POR UN SISTEMA PARTICIPATIVO

No creemos que el actual sistema político sea verdaderamente democrático, ni que la democracia pueda ser posible en el antidemocrático sistema capitalista, ni que sea negativo buscar modelos alternativos.

El sistema de democracia liberal de partidos (la partitocracia), es la plasmación política de lo que en economía representa el capitalismo. Es capitalismo político, y cuestiona verdades y principios incuestionables.

Participación

Defendemos un sistema basado, no en la falsa representación, sino en la participación directa de las personas en las esferas sociales en que se mueven directamente. La sindicalización de la economía será el necesario complemento de la participación política.

Los políticos “profesionales” son un cáncer para la sociedad y, además, son absolutamente innecesarios.

Para que la participación popular en la política sea eficaz, no puede ser ejercitada a través de los corruptos y vendidos partidos políticos, sino de las unidades naturales de convivencia (municipios, barrios, sindicatos, asociaciones de vecinos y de padres, organizaciones de tipo social, instituciones educativas, religiosas, y un largo etcétera). Sólo ellas representan legítimamente a la sociedad.

¡Compártelo y disfruta!

Le proporcionamos las últimas noticias y videos directamente de la 1ª Línea.

Cueste lo que cueste, por su innacción, su incompetencia, su inexperiencia, su ineficacia, su ineptitud, su negligencia, su irresponsabilidad, sus mentiras, su censura, su mordaza, su totalitarismo...

Contra la Dictadura Social-Comunista Bolivariana.

Enviar Email

    Contactar

    España

    Solo Whatsapp

    +34.619 848 706

    info@gobiernodimision.com

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad